La dependencia y adicciones tanto de alcohol como de sustancias ilegales (cannabis, cocaína, heroína, drogas de diseño, etc.) supone una compulsión hacia su autoadministración repetida que a menudo lleva a la tolerancia (necesidad de cantidades cada vez mayores) y a sufrir síntomas de abstinencia cuando se interrumpe el consumo. Esto implica que se continúe consumiendo la sustancia a pesar de la aparición de problemas significativos relacionados con ella, tales como:

  • Problemas de salud física: problemas hepáticos, respiratorios, cardíacos, etc, según la sustancia.
  • Conflictos en las relaciones familiares y sociales .
  • Problemas laborales.
  • Accidentes de tráfico, problemas legales (por ejemplo, conducción bajo los efectos del alcohol u otras sustancias).
  • El consumo excesivo de sustancias puede ser causa de depresión, psicosis u otros trastornos mentales que, a su vez, perpetúan el consumo de dicha sustancia.

adicciones comportamentales

Por otra parte, las llamadas adicciones comportamentales o adicciones sin drogas, tales como el juego patológico o la adicción al sexo o a Internet, implican una repetición compulsiva de la conducta, a la que se dedica cada vez más tiempo o más dinero y provocan importantes problemas económicos, sociales y familiares.

No resulta fácil vencer una adicción para quienes las padecen, a pesar del enorme sufrimiento que genera en ellos y en su entorno familiar. La motivación para el cambio es fundamental, pero muchas veces es necesaria la ayuda profesional. En Clínica Cedre disponemos de terapeutas especializados en el campo de las adicciones que pueden ayudar a vencer la dependencia a sustancias o conductas en personas motivadas.